miércoles, 7 de septiembre de 2016

COMPLIANCE: CUMPLIMIENTO NORMATIVO

Para que la personalidad jurídica asuma una responsabilidad penal debe haberse producido previamente el delito por parte de un miembro de ésta, es decir se necesita la concurrencia de un humano, no pudiendo eximirse o atenuar su responsabilidad la empresa, si no dispone de un sistema de control de los delitos (sistema gestión compliance) adecuado a los riesgos y necesidades de la organización.

Hasta ahora, el diseño e implantación sistemas de gestión compliance, en la mayoría de los casos, se han diseñado bajo el paradigma “como alguien puede incumplir, debemos establecer controles para impedir y/o detectar los incumplimientos”. Hemos aceptado la existencia de posibles incumplidores, pero nunca nos hemos preguntado “por qué existen”, algo básico si queremos eliminar el problema, debemos saber dónde y por qué se genera. Es decir, “por qué incumplen determinadas personas”.

Todas las normas y metodologías de implantación de sistemas de gestión compliance establecen como requisito la realización de la evaluación de riesgos compliance, debiendo valorarse la probabilidad de que produzca un delito en la organización. Por otra parte, la probabilidad de que se materialice un riesgo en la organización está relacionada con la probabilidad de que uno de sus miembros incumpla una norma. En consecuencia, deberíamos tener en cuenta en el análisis de probabilidad de la evaluación de riesgos la influencia de la probabilidad de que una persona incumpla.

Pero, qué factores influyen sobre la probabilidad de que alguien incumpla. Y, desde un punto de vista de la gestión compliance, como afectan a nuestra gestión, dado que una vez conocidos estos, sabremos mejor como actuar sobre ellos de forma eficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario